5 de agosto de 2011

Regalame aunque sea una noche,una nada más,y te aseguro que nunca olvidarás mi nombre.

Son sus caricias, es su forma de mirarme, es su forma de decirme las cosas, es su cara de niño, es la confianza que teníamos ya, son todas las promesas que me hizo, son las reconciliaciones después de los piques tontos, es ese brillo en sus ojos, es la alegría que él le da a mi vida. Todo eso ES una parte del motivo de esa sonrisa en mi cara .

No hay comentarios:

Publicar un comentario